I don’t remember writing this so I will just post it anyway

We left at the beginning of may. I don’t remember the exact date but I had just finish teaching a class at Concordia University. We had planned for this day for about six months. Every day I searched for cheap tickets but I could not find any thing less than 500 dollars per person. One day we were at the Milagro Theater to see a friend who was preforming a young rebel who lived in the 80´s. The truth is I did not like the play because there was way too much profanity, but I really enjoyed the opportunity to see him perform. The only reason that I mention all this is because while we were waiting to enter the theater, I was searching ticket prices on flights.google.com and I found two one way tickets for 205 dollar each. I told Alisa the prices, and she gave me the green light to buy them. In five minutes we had sealed our trip.

Salimos al principio de mayo. No recuerdo la fecha exacta pero acabo de enseñar una clase en Concordia University. Hemos planificado este día desde hace seis meses. Todos los días buscaba boletos baratos pero no pude encontrar nada menos de 500 dólares por persona. Un día estábamos en el Teatro Mcilagro para ver a un amigo que interpretaba a un rebelde que viva en los 80. La verdad es que no me gustó esta obra porque había demasiada blasfemia pero me encantó tener la oportunidad de verlo trabajar. La única razón que menciono todo esto es porque mientras estábamos esperando a adentrarnos, buscaba los precios en flights.google.com y encontré dos boletos de ida por 205 por cada uno. Le dije a Alisa los precios y ella me dio permiso de comprarlos. En cinco minutos sellamos nuestro viaje.

Llegamos al aeropuerto a las tres de la mañana y decidimos grabar un video para hacer nuestro primer vlog. Fue muy raro hablar a la cámara pero lo hicimos y todavía pienso que mi voz suena rara cuando la escucho. El aeropuerto todavía estaba cerrada por eso nos sentamos y intentamos tomar una breve siesta. Cuando nuestra aerolínea abrió chequeamos nuestras mochilas y no dirigimos a la puerta donde necesitamos esperar sólo unos treinta minutos. El vuelo fue muy tranquilo pero no muy cómodo debido a que nuestros boletos fueron los más baratos. No me acuerdo cuantos cambios necesitábamos hacer pero por lo menos fue uno. Me acuerdo de que llegamos a D.F alrededor del medio día. Cuando aterrizamos estábamos muy perdidos. El aeropuerto de CDMX era mucho más grande que el nuestro. Además, había un montón de gente corriendo. No sabía que hacer fuera de recobrar nuestras mochilas. Después de recobrarlas, fuimos al agente de aduanas. Sólo quería saber dónde íbamos a quedarnos durante nuestro viaje y selló nuestros pasaportes. Fue muy fácil entrar en el país. De hecho, mucho más fácil que volver a EEUU. Caminamos por veinte minuto tratando de encontrar un lugar donde pudiéramos comprar un chip para mi teléfono para usar la red y hacer una llamada en caso de que hubiera problemas. No recuerdo lo que pagué pero ahora yo sé que fue demasiado. Como EEUU todos los precios en los aeropuertos son absurdos.

Tuvimos que caminar por a laberinto del aeropuerto hasta que encontramos el camino al metro. No tenía miedo de usarlo pero el ambiente es completamente diferente. Era la tercera vez que visitaba Mexíco y la quinta vez en Latino América y todavía no estoy acostumbrado al ambiento cuando lo veo por prima vez. Después de poco tiempo es muy normal pero la vista inicial es siempre asombrosa. Desde que no estábamos acostumbrados a usarlo, tuvimos que usar una combinación del internet y nuestro mapa. Estábamos completamente confundidos pero llegamos a nuestra parada. Nos costó mucho trabajo encontrar la casa de nuestro anfitrión porque todas las cases se parecían. Bueno, me imagino que a través de los ojos mexicanos son completamente diferentes. Es que en EEUU estamos acustombrados de ver las casa directamente mientras que en Latino America solo se ve un muro con una puerta de metal.
Nos quedamos con un joven muy amable. Es arquitecto y un mexicano muy moderno. Su apartamiento fue muy modesto pero tenía un estilo moderno como el apartamiento de un joven profesional. Desafortunadamente no le sacamos fotos pero agrego un link aquí. Usamos AirBnb para encontrarlo y era una buena experiencia y al mismo tiempo un poco chistoso porque el apartamiento solo contaba con una habitación, entonces tomamos la suya mientras el dormía una semana entera en el sofá. Al principio era muy extraño verlo durmiendo en la mañana mientras usábamos su cama pero él usaba AirBnb para ganar un poquito más dinero y lo había hecho muchas veces anteriormente. Fuera de todo esto, era una buenísima experiencia porque él funcionaba como nuestro propio guía. Nos recomiendó restaurantes, cafes, museos y otras diversiones. Además, nos señaló en un mapa los lugares que necesitabamos evitar. La prima noche, caminamos un poquito pero no teníamos mucha energía después del viaje. Nos acostamos muy temprano para prepararnos para en próximo día. 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s